miércoles, 3 de septiembre de 2014

TUS PECADOS TE ALCANZARAN, FIN DE UNA VIDA LOCA.


“AMÓ LA MALDICIÓN Y ESTA LE SOBREVINO; Y NO QUISO LA BENDICIÓN Y ESTA SE APARTÓ DE ÉL. SE VISTIÓ DE MALDICIÓN COMO DE SU VESTIDO. Y ENTRÓ COMO AGUA EN SUS ENTRAÑAS. Y COMO ACEITE EN SUS HUESOS”. (SALMOS 109:17-18)

"el Directo" termina su vida criminal apuñalado en penal de San Miguel
Gustavo Adolfo Parada Morales, cabecilla de una clica de la pandilla MS, conocido por el alias de “el Directo” y que cobró fama por ser un asesino en serie desde su adolescencia, fue asesinado ayer por la madrugada en el Centro Penal de San Miguel. Tenía 32 años de edad.
El asesinato ocurrió solo tres días después que su esposa, Rosa María Coreas de Parada, fuera asesinada. Según el jefe fiscal de la unidad de Vida de la oficina de San Miguel, el crimen ocurrió en el penal, entre las 4:30 y 6:30 de la mañana.

El cuerpo presentaba múltiples lesiones a la altura del tórax, abdomen y cuello. De forma preliminar, se cree que le propinaron al menos 64 puñaladas en total. El ministro de Justicia y Seguridad Pública, confirmó que la muerte de “el Directo”, su compañera de vida y de otro pandillero,  está vinculado a una disputa de mando, al interior de la pandilla “La Mirada Loca”.
“el Directo”,  saltó a los titulares de los periódicos en 1997, cuando, siendo aún menor de edad, se le atribuyeron 17 asesinatos, fue recluido en un tutelar de menores de donde logró fugarse. Entonces, no cumplió toda la pena impuesta porque la jueza de menores lo consideró rehabilitado.
Parada Morales,  tenía un amplio récord delincuencial. Se le atribuían muchos homicidios, contra pandilleros contrarios a quienes apuñalaba y cuyos cadáveres  lanzaba en pozos de agua abandonados. Actualmente purgaba una pena de 35 años de prisión por homicidio agravado en perjuicio de 7 victimas de las 17 que se le pudieron comprobar. De igual forma fue condenado a ocho años por robo agravado, también fue procesado por extorsión, secuestro, homicidio y portación ilegal de armas de fuego, entre otros delitos.

“A los cielos y a la tierra llamó por testigo hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la maldición y la bendición; escoge, pues la vida, para que vivas tu y tu descendencia” (Deuteronomio 30:19)

La biblia registra actos de crueldad que se revirtieron en el mismo hechor como cumplimiento de esta ley que no podemos evadir, este es el caso del rey canaeo Adoní Bézec:

"Allí se toparon y pelearon contra él, y derrotaron a los cananeos y a los ferezeos. Adoní Bézec logró escapar, pero lo persiguieron hasta que lo alcanzaron, y le cortaron los pulgares de las manos y los dedos gordos de los pies. Entonces Adoní Bézec exclamó: «¡Setenta reyes, cortados los pulgares de las manos y los dedos gordos de los pies, recogían migajas debajo de mi mesa! ¡Ahora Dios me ha pagado con la misma moneda!» Luego lo llevaron a Jerusalén, y allí murió." (Jueces 1,5-7).
  
Menospreciamos las bendiciones y escogimos la maldición que no es un pecado en sí mismo, sino la consecuencia del pecado en nuestra vida. Muchos pecan sin temor, sicarios, narcotraficantes, estafadores, extorsionistas  y hasta nosotros mismos nos levantamos en desobediencia contra Dios y contra el prójimo, cometemos actos de maldad, crueldad, traición, negociones ilícitas y decimos: “esto no me causará ningún daño, luego pediré perdón a Dios y se acabo”.

La Palabra es muy clara en este sentido “Tus pecados te alcanzarán”. (Números 32:23). El daño que hacemos caminará y por momentos correrá y más tarde o más temprano nos alcanzará, dejará a su pasó una factura de dolor, frustración, vergüenza y amargura, incluso estas consecuencias afectarán también a los hijos, nietos y quizá hasta la 4a generación.



Así como "el Directo", "el Sirra" y "el Viejo Lin" hay casi 10,000 miembros de pandillas recluidos en centros penales de este país,  mas otros 19,300 fuera de las cárcel y cuentan con una base social de 470,000 personas afines a ellos (1).
Debemos orar para que a este medio millón de almas la Palabra de Dios llegue hasta ellos, si no conocieron de leyes divinas en su juventud, por lo menos en la prisión la Palabra pueda llevar a sus vidas arrepentimiento, consuelo, convicción, luz  y esperanza por una nueva vida en Cristo Jesús.
Debemos ser conscientes que cuando infringimos la Ley de Dios, aunque nos arrepintamos, esta tendrá consecuencias que no desaparecerán. La Sangre de Cristo nos limpia de todo pecado, es verdad, pero también no nos exime de las consecuencias.


"Dichoso el hombre  que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pecadores  ni cultiva la amistad de los blasfemos, sino que en la ley del SEÑOR se deleita, y día y noche medita en ella. Es como el árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuanto hace prospera!" (Salmos 1:1-3)

lee tambien:
http://tocadoxjesus.blogspot.com/2015/08/la-corta-vida-de-un-discipulo-del-mal.html
http://tocadoxjesus.blogspot.com/2014/04/tus-pecados-te-alcanzaran-2.html

 (1) Fuente: LPG, 25/05/2013.