martes, 19 de febrero de 2013

PASAPORTE Y VISA AL SEOL

Al escribir en cualquier buscador "famosos que se suicidaron" encontrara en las listas a Kurt Cobain. El 5 de abril de 1994, el cantante, compositor y guitarrista del grupo Nirvana, quien en su último disco cantaba 'Me Odio y me Quiero Morir', se disparó con una escopeta en la cabeza. El cantante era adicto a las drogas y se dice que eso lo llevó al borde de la locura y la depresión.

Cobain igual que muchos otros famosos lo tenían todo, pero se sentía desgraciado, incompleto y sin razones para seguir viviendo.
Todos los que aparecen en la mencionada lista triunfaron en sus profesiones, eran admirados y aclamados por sus fans, cada día disfrutaban de más poder. Disfrutaban de premios, menciones y grandes $umas de dinero. Algunos eran genios, a otros les definía su carisma. Algunos eran artistas que vivían a todo tren, coquetearon con las drogas, ansiedades recurrentes, depresiones que nunca se superaron y les llevaron a la muerte.


No amen al mundo ni nada de lo que hay en él. Si alguien ama al mundo, no tiene el amor del Padre (1Juan 2,15), ¡Aquí tienen al hombre que no buscó refugio en Dios, sino que confió en su gran riqueza y se afirmó en su maldad! (Salmo 52.7).

Ansiedad y depresión son dos trastornos emocionales complejos, que implican también problemas en pensamientos y conductas. Aunque son distintos, presentan ciertas similitudes que pueden ocasionar confusión al intentar distinguirlos, para ambas la medicina, la meditación trascendental y la religión ofrecen aliviar este trastorno.
La solución para esta pareja del mal es JESUCRISTO, sin medicamentos, sin costo, entrega tu vida a Jesús y encontraras el propósito de Dios para tu vida, una nueva razón para vivir, una nueva forma de poner tus habilidades al servicio de los demás. Busca en tu localidad una iglesia donde se alabe a Jesucristo como el único mediador entre Dios y el Hombre. Todos los que el Padre me da vendrán a mí; y al que a mí viene, no lo rechazo (Juan 6,37).

Caer en depresión es obtener el pasaporte, pero suicidarte es la visa para subir al charter que te lleva al Seól, que según las Escrituras es el lugar a donde las almas de todos las personas que mueren van, para esperar en gran juicio final. Ya sean justos o malos todas las almas de los hombres van allí al morir.

Te recomiendo mirar testinomios poderosos en www.vidaduratv.com